1) Patología / Condromalacia rotuliana

¿Qué es? también conocida como condromalacia patelar es una enfermedad caracterizada por la degeneración de la superficie del cartílago que constituye la cápsula posterior de la rótula. Produce malestar o dolor sordo alrededor o detrás de la rótula, y es un padecimiento bastante común entre adultos jóvenes, especialmente en deportistas.

¿Por qué? Puede generarse a partir de una lesión aguda de la rótula o mediante la fricción crónica entre la rótula y la articulación del fémur al mover la rodilla. El diagnóstico de condromalacia corresponde a una rodilla cuya estructura ha sido dañada, mientras que la descripción más genérica de “Síndrome femoro-patelar” se refiere a los estadios iniciales de la enfermedad, en los que los síntomas pueden ser totalmente reversibles.

La mayoría de los pacientes no refieren un traumatismo, el factor fundamental es el desgaste. Si los pies no funcionan adecuadamente y por ejemplo tienen un exceso de pronación arrastran la rodilla a rotación interna y la rótula no discurre suavemente por su carril femoral si no que realiza desgaste.

Muchos de nuestros pacientes no tienen dolor en la rodilla practicando ciclismo y sin embargo les duele mucho cuando corren, son casos claros de que la respuesta está en los pies.

¿Cómo tratarlo? Además de seguir el tratamiento médico prescrito para la rodilla es necesario proporcionar un buen apoyo para que esta no sufra. Decimos que estos casos son problemas de los pies con dolor en otro sitio.

2) Me duele el interior de la rodilla (Tendinitis de la pata de ganso superficial)

¿Qué es? Se llama “pata de ganso” o “pes anserinus” a la formación de tendones que  cubre la parte interior de la rodilla abarcando parte de la cara  superior e interna de la tibia, en la pierna.

Intervienen tres partes en este tendón el semitendinoso, el recto interno y el sartorio.

¿Por qué? Los tres músculos realizan el movimiento de rotación externa de cadera con flexión de rodilla pero como realmente funcionan cuando caminamos y corremos es frenando el movimiento de rotación interna de la pierna (al que arrastra la excesiva pronación del pie).

¿Cómo tratarlo? En los casos en que esta tendinitis se cronifica es importante tener en cuenta la función de los pies y ver si están excesivamente volcados hacia dentro. Si es así es necesario una evaluación biomecánica y restablecer su función con una ortesis para mejorar la función de la rodilla. Asímismo es fundamental seguir los tratamientos prescritos por médico para la rodilla.

3) Me duele el interior de la rodilla (Ligamento lateral interno rodilla).

¿Qué es? El ligamento lateral interno de la rodilla une la parte medial del fémur con la parte medial de la tibia. Es el encargado de que la rodilla no se “abra” por la parte interna.

¿Por qué? En ocasiones este ligamento puede producir dolor sin antecedente de traumatismo previo por la acumulación de fuerzas tensionales. Existen pacientes con los pies muy volcados hacia dentro (excesivamente pronados) y las rodillas en X (genu valgo) que presentan dolor en este ligamento debido a que las fuerzas que recibe el ligamento rebasan su límite de stress.

¿Cómo tratarlo? Si el paciente ha notado que los pies están muy volcados hacia dentro es muy importante realinear la posición de los pies para que el ligamento reciba menos fuerzas tensionales. Con unas ortesis funcionales podemos conseguir que el vector de aplicación de la fuerza de gravedad este más cerca del centro articular de la rodilla. Asímismo es fundamental seguir los tratamientos prescritos por médico para la rodilla.

 

Me duele el exterior de la rodilla

1) Sindrome de la cintilla iliotibial

Sindrome-de-la-cintilla-iliotibial¿Qué es? El síndrome de fricción de la cintilla o banda iliotibial o fascia lata es una lesión por sobreuso de los tejidos blandos en la parte distal del muslo, en la parte externa de la rodilla. Es una de las principales causas de dolor lateral de rodilla en los corredores y ciclistas.

La cintilla iliotibial es una banda gruesa del tejido blando fibroso que se extiende de la cadera hacia abajo por la parte exterior del muslo, y se inserta en la tibia. La banda es crucial para la estabilización de la rodilla en la marcha, desplazándose desde la parte posterior del fémur a la parte anterior durante la marcha.

¿Por qué? Cuando el síndrome de la cintilla persiste es necesario evaluar biomecánicamente al paciente en busca de diferencias de longitud en las piernas, excesos de pronación o incluso de supinación. Cuando el pie se vuelca en exceso arrastra a la pierna a excesiva rotación y eso hace que el epicóndilo del fémur roce un poco más de lo normal en cada movimiento de flexión de rodilla. Si la cintilla no duele con la bici y sólo en la carrera la causa mecánica en los pies es muy clara.

¿Cómo tratarlo? El tratamiento generalmente es conservador y requiere medicación antiinflamatoria, frío local, reposo relativo o disminución de la intensidad del entrenamiento, masaje, estiramientos y potenciación del miembro afectado. La meta es reducir al mínimo la fricción de la banda iliotibial sobre el cóndilo femoral y eso se consigue limitando el movimiento de pronosupinación del pie con una ortesis plantar.

 

Me duele el exterior de la rodilla

1) Sobrecargas y o tendinopatías isquiotibiales.

¿Qué es? Los tendones isquiotibiales o isquiosurales se sitúan en la región superior y posterior del muslo. Son los tendones de tres músculos, semimembranososemitendinoso y bíceps femoral (porción larga), que se insertan proximalmente en la tuberosidad isquiática de la pelvis. A nivel distal los dos primeros se insertan en la región posteromedial de la rodilla, en la tibia (son los auténticos isquiotibiales) mientras que el bíceps femoral se inserta a nivel posterolateral de la rodilla en la cabeza del peroné.

¿Por qué? Están más en relación con el sobreuso, casi siempre en deportes en los que predomina la carrera. Cuando sólo afecta a una pierna es muy importante buscar el porqué (diferencia de longitud de las piernas, escoliosis, problemas posturales, falta de apoyo correcto…)

El tratamiento conservador resuelve la mayoría de los casos, pero es lento.

¿Cómo tratarlo?  Descanse, ponga hielo y comprima y eleve la zona afectada. Caliente adecuadamente antes de hacer ejercicio. En el caso en el que se evidencia una relación mecánica clara es muy importante compensar el déficit de apoyo o estabilidad.