• Me duelen los pies en Facebook
  • Me duelen los pies en Twitter

no esperes más

llamanos: 91 437 68 62

Formulario de contacto

En los pies

Me duele el talón

1) Tendinitis Aquílea.

Qué es? Es cuando el tendón que conecta la parte posterior de la pierna al talón está inflamado o con dolor cerca de la parte inferior del pie. Este tendón se denomina tendón de Aquiles y se usa al caminar, correr y saltar.

¿Por qué? Es una lesión muy frecuente en corredores que aumentan rápidamente el ritmo de entrenamiento, que corren por superficies extremadamente duras o tienen que renovar zapatillas. Pero también incide la estructura del pie, aquellos pacientes que no tienen suficiente rango de flexión dorsal de tobillo, o vuelcan en exceso el pie hacia dentro o hacia afuera y el tendón trabaja con un vector de tracción desfavorable.

¿Cómo tratarlo? Para tratarlo hay que averiguar el porqué (o los porqués) de su caso en concreto y facilitar el trabajo al tendón. En ocasiones subir ligeramente el talón, en otras ocasiones amortiguar más, en otras ocasiones sujetar el pie.

2) Espolón de calcáneo

Qué es? Es una osificación en la cara plantar del calcáneo (talón) debida a un exceso de tensión mantenido en el tiempo por la fascia plantar. El espolón en sí no tiene por qué ser doloroso, cuando duele es porque la zona alrededor esta inflamada (por exceso de tensión de la fascia y por impacto).

¿Por qué? El que tengamos un espolón visible radiográficamente es un signo de que la fascia plantar y el tubérculo plantar del calcáneo han estado sufriendo años atrás.

¿Cómo tratarlo? Si no duele no hay que tratarlo, si duele hay que buscar la causa del dolor (ver fascitis insercional.)

3) Fascitis insercional

Que es? Es una inflamación de la fascia plantar en su zona más débil (en su inserción en el calcáneo), esta inflamación suele irse acumulando a lo largo del día con el movimiento y presenta su mayor dolor después de un periodo de reposo (los primeros pasos de la mañana o después de estar sentado un rato).

¿Por qué? Tenemos una lesión en una estructura que no para de trabajar, en cada paso el talón soporta nuestro peso y cuando hacemos el despegue (el juego de los dedos) la fascia sufre muchísima tracción. Si además tenemos algún factor agravante como sobrepeso, volcar los pies hacia dentro o un primer metarsiano demasiado dorsiflexionado, el ciclo inflamatorio no se corta con facilidad.

¿Cómo tratarlo? Realizando un diagnóstico de las fuerzas que están produciendo la sintomatología, ya que en cada paciente son diferentes (hay pacientes que tienen mucho impacto y hay que amortiguar mucho, otros pacientes tienen mucha pronación y tenemos que sujetar mucho el pie). Por eso los tratamientos “standard” para la fascitis no suelen ofrecer buenos resultados. Cada pie debe ser evaluado biomecánicamente y ejercer un tratamiento personalizado que incluya eliminar la inflamación actual y prevenir que siga acumulándose inflamación y daño tisular.

4) Bursitis

¿Que es?  Es una inflamación de la bolsa serosa del calcáneo, puede ser plantar (similar a la sintomatología de la fascitis insercional) o posterior cuando se inflama la bosa serosa del tendón de Aquiles.

¿Por qué? Siempre por causa mecánica, el tendón de Aquiles tiene excesivo trabajo por una mala alineación mecánica, por un exceso de impacto, por un roce excesivo del contrafuerte del calzado …

¿Como tratarlo? Con medidas antiinflamatorias (orales, infiltraciones, frío …) y de control de esa mala alineación mecánica o exceso de impacto o roce.

 

5) Periostitis tubérculo lateral

periostitis¿Qué es? Es una inflamación de la membrana que recubre el hueso (en este caso el calcáneo) en la zona plantar y lateral.

¿Por qué? Ocurre en pacientes que vuelcan los pies en exceso hacia afuera (supinadores) o con un eje lateral o con unas tibias con excesiva angulación en varo.

El problema es que existe un impacto fuerte de la zona lateral del calcáneo, sin que se produzca atenuación del mismo por el movimiento natural de pronación.

Suele ocurrir en pacientes que corren por suelo muy duro, con poca amortiguación en la zapatilla.

¿Cómo tratarlo? Aumentando la amortiguación en la zapatilla, cambiando de suelo de entreno, y con ortesis plantares que aumentan la superficie de contacto y limitan el impacto en esa zona.

 

Me duele la zona interna del pie/tobillo

 

1) Disfunción del tendón tibial posterior.

 

 Disfunción del tendón tibial posteriorLa disfunción del tendón tibialposterior (posterior tibial tendondysfunction – PTTD) es una inflamación y/o sobre estiramiento del tendón tibial posterior en el pie. Una función importante del tendón tibial posterior es ayudar a dar soporte al arco del pie. Pero en la PTTD, desaparece la capacidad del tendón para cumplir esa tarea, resultando a menudo en un aplanamiento del pie y cursando con dolor.

¿Por qué?

El tibial posterior es el músculo que evita que el pie se vuelque hacia adentro, cuando este falla el pie se va volcando hacia dentro progresivamente y el tendón (que esta lesionado) cada vez tiene que aguantar más tensión. Piensen en una herida en la piel en la que continuamente estamos tirando hacia los lados para que se abra (nunca se cerrara). En esta deformidad es especialmente importante el diagnóstico precoz, por que cuando el pie está completamente colapsado el tratamiento es mucho más complicado.

 

¿Cómo tratarlo?

Ayudando al tibial posterior cambiando las fuerzas del suelo, creando un plano inclinado para mejorar la ventaja mecánica de tibiales frente a peroneos.

Actualmente en nuestro centro tratamos con éxito muchos casos de disfunción del tendón del tibial posterior con un seguimiento estrecho y aumentando el tratamiento progresivamente.

El tratamiento debe realizarse con materiales resistentes, la mayor parte de los pacientes que vienen tratados de otros centros llevan ortesis que únicamente “acompañan” al pie, no luchan contra la deformidad

2) Miositis del abductor del primer dedo

 Miositis del abductor del primer dedo¿Qué es? Es una inflamación del cuerpo muscular del abductor del primer dedo.

¿Por qué? Suele inflamarse por un aumento de tensión en los casos descritos en la fascitis insercional, sobre todo el aumento de pronación (volcar el pie hacia dentro) y la incapacidad del primer metatarsiano de asumir fuerzas del suelo.

¿Cómo tratarlo? Controlando el exceso de pronación con una ortesis plantar y utilizando una prótesis de silicona para relajar el abductor.

 

Me duele la zona externa del pie/tobillo

 

1) Sobrecarga de la columna lateral.
2) Tendinitis / miositis de peroneos.

tendinitis¿Qué es? Es una inflamación del recorrido del tendón (tendinitis) o del cuerpo múscular de los  peroneos.

¿Por qué? Se produce por un exceso de carga en los músculos peroneos que son los responsables de evitar que el pie se vuelque en exceso hacia afuera (supine). Suele darse en pacientes que han tenido historia previa de esguinces de repetición, supinadores marcados, pacientes con tibias arqueadas en varo y que en general trabajan mucho con el borde externo del pie. Estos pacientes presentan tensión en el recorrido de los peroneos hasta cuando se encuentran parados en estatica. Una vez que existe la lesión, como la carga se mantiene si no hacemos nada es difícil que se resuelva sola.

¿Cómo tratarlo? Controlando el exceso de supinación del pie con una ortesis plantar, dependiendo del caso la ortesis deberá ser más o menos agresiva.

Me duele la planta del pie

1) Fascitis plantar.

¿Qué es? Es la inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie. El síntoma principal es dolor plantar en el talón o en la zona media de la planta del pie

¿Por qué? No suele deberse a un traumatismo, sino al desgaste por el trabajo habitual que realiza, es decir, al microtraumatismo repetitivo y a las fuerzas tensionales que soporta.

¿Cómo tratarlo?Como todos pisamos un poco diferente, la fascia plantar sufre por distintas causas en los diferentes patrones mecánicos. Es necesario estudiar cada caso por que no existe una ortesis plantar estándar para fascitis, cada paciente necesita una diferente.

2) Metatarsalgia.

Metatarsalgia¿Qué es? Literalmente significa región de la cabeza de los metatarsianos, justo antes de la raíz de los dedos.

¿Por qué? Generalmente ocurre por sobrecarga, la cabeza del metatarsiano soporta demasiadas fuerzas y se queja por ello, normalmente de existir lesión suele encontrarse en las partes blandas que rodean la cabeza del metatarsiano. De este modo podemos encontrar este tipo de lesiones asociadas o alternadas con las siguientes.

¿Cómo tratarlo? Disminuyendo las fuerzas en la zona, reposo relativo, medidas antiinflamatorias y lo principal una ortesis plantar que equilibre las fuerzas en la planta del pie.

3) Neuroma de Morton

neuroma morton¿Qué es? Es una inflamación de los tejidos perineurales del nervio interdigital a nivel del espacio entre la cabeza del 4º metatarsiano y la cabeza del 5º.

¿Por qué? Se produce esta inflamación por pellizcamiento del nervio entre las cabezas y las bases de la falanges debido a la peculiar biomecanica de despegue. Existen pacientes que despegan por las metatarsofalangicas menores de 2º a 5º y esto provoca un rodamiento de las cabezas de 4º y 5º produciendo la compresión del nervio. Existen determinados tipos de pies con ciertos patrones mecánicos que tienen predisposición a esta patología.

¿Cómo tratarlo? Una vez que el neuroma se ha formado debemos separar el metatarso a esa nivel con piezas específicas en la ortesis y evitar el despegue por el eje secundario para minimizar el efecto de pellizcamiento. En estadíos muy avanzados del neuroma se pueden utilizar otras terapias como infiltraciones o cirugía.

4) Bursitis

¿Qué es? Es una inflamación de la bolsa serosa que existe entre las cabezas metatarsales

¿Por qué? Se produce por un aumento de fuerzas compresivas y de cizallamiento en la zona que tienen su origen en la forma de caminar.

¿Cómo tratarlo? Es importante hacer una buena terapia antiinflamatoria (oral, local, infiltraciones, frío …) y una profilaxis mecánica (con unas ortesis plantares) para que el problema no vuelva a repetirse.

5) Síndrome de predislocación metatarsofalángico o tenosinovitis de la placa flexora.

metatarsofalángico¿Qué es? Es una lesión del plato plantar metatarsofalangico, como un esguince en el que existe una rotura parcial del ligamento plantar metatarsofalangico. Puede cursar con mayor o menor inflamación dependiendo del origen.

¿Por qué? Se puede producir por un traumatismo agudo o por microtraumatismos repetidos. El caso es que una vez producida, la lesión se repara muy lentamente porque la cabeza del metatarsiano esta comprimiéndola justo encima cada vez que pisamos.

¿Cómo tratarlo? Es muy importante el diagnóstico precoz, localizar el  punto de mayor dolor en la base de la falange y no en la cabeza del metatarsiano. Asimismo el dolor no cede tan fácilmente como en una metatarsalgia simple y es necesario utilizar todo el arsenal terapéutico antiinflamatorio y mecánico. En esta última parte además de la plantilla es muy importante la realización de vendajes plantarflexores.

Me duele el dorso del pie

1) Síndrome de compresión dorsal

Síndrome-de-compresión-dorsal¿Qué es? Es una inflamación dolorosa de la zona dorsal de las articulaciones del mediopie (cuñas, cuboides, bases de los metatarsianos).

¿Por qué? Es un aviso del pie de que esta sufriendo un colapso, las partes blandas (ligamentos, fascia, musculatura intrínseca …) no soportan las estructuras en buena posición y las articulaciones están sufriendo mucha compresión dorsal.

¿Cómo tratarlo? Necesitamos restablecer el arco del pie y dar apoyo en esa parte, en estos casos el tratamiento debe ser funcional y de elevada dureza.

2) Tendinitis inserción tibial anterior / extensor común de los dedos

¿Qué es? Inflamación en la inserción del tibial anterior / extensor común de los dedos.

¿Por qué? En muchas ocasiones es simplemente por un acordonado excesivamente prieto y alto, o por que la inserción del tibial coincide con algún refuerzo de la zapatilla.

En otros casos si que se debe a un sobreesfuerzo de este tibial por evitar la caída brusca del antepie o como resultado de una batalla contra la musculatura posterior (muchísimo más potente). Algunas veces también está relacionado con el exceso de pronación.

¿Cómo tratarlo? Vigila bien los cordones  y las zapatillas que no sean los culpables. Si no es así, son muy importantes los estiramientos de gemelos antes y después del ejercicio. En tercer lugar deberías hacerte un examen biomecánico que descarte una mala pisada.