Que es? Es una inflamación de la fascia plantar en su zona más débil (en su inserción en el calcáneo), esta inflamación suele irse acumulando a lo largo del día con el movimiento y presenta su mayor dolor después de un periodo de reposo (los primeros pasos de la mañana o después de estar sentado un rato).

¿Por qué? Tenemos una lesión en una estructura que no para de trabajar, en cada paso el talón soporta nuestro peso y cuando hacemos el despegue (el juego de los dedos) la fascia sufre muchísima tracción. Si además tenemos algún factor agravante como sobrepeso, volcar los pies hacia dentro o un primer metarsiano demasiado dorsiflexionado, el ciclo inflamatorio no se corta con facilidad.

¿Cómo tratarlo? Realizando un diagnóstico de las fuerzas que están produciendo la sintomatología, ya que en cada paciente son diferentes (hay pacientes que tienen mucho impacto y hay que amortiguar mucho, otros pacientes tienen mucha pronación y tenemos que sujetar mucho el pie). Por eso los tratamientos “standard” para la fascitis no suelen ofrecer buenos resultados. Cada pie debe ser evaluado biomecánicamente y ejercer un tratamiento personalizado que incluya eliminar la inflamación actual y prevenir que siga acumulándose inflamación y daño tisular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.