En nuestro centro realizamos tratamientos indoloros para uñas incarnadas. En función del problema que genera el enclavamiento de la uña tomamos las medidas mecánicas, paliativas o quirúrgicas necesarias.

La solución a la onicocriptosis o uña enterrada o clavada no es de ningún modo quitar la uña entera. Existen soluciones indoloras y esteticamente mejores. La avulsión completa de la uña no hace más que empeorar el proceso.

Tenemos muy buenos resultados con las matriceptomías parciales tanto químicas como quirúrgicas, de modo que el paciente no vuelve a tener el problema de que se le claven las uñas una y otra vez.

La frase que mas escuchamos de nuestros pacientes es «por que no me habré hecho esto antes».

El procedimiento es sencillo, se realiza con anestesia local con dos pinchazos en la base del dedo (este es el único malestar que sufre el paciente), se elimina la porción de uña que esta generando el problema (de un lado o de ambos). Se elimina la matriz ungueal por el método escogido y se venda el dedo.

Es necesario realizar una serie de curas controladas y el paciente puede olvidarse de sus uñas clavadas para siempre.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.